Alimentación en bebés y niños

2 May, 2018 4:21 pm

La inclusión de alimentos en los niños pequeños debe ser indicada, guiada y supervisada por el pediatra tratante, que es quien conoce al niño en todos sus detalles.

La alimentación de un niño debe ser hasta los 6 meses, exclusivamente a base de pecho materno. No existe otro alimento que pueda igualar o superar a la leche materna en todas sus ventajas. En primer término, la leche de madre aporta todos los nutrientes en calidad y cantidad, que el bebé necesita; en ella se encuentran las proteínas de excelente calidad , los hidratos de carbono o azucares, las grasas, vitaminas y minerales, que asegurarán un adecuado crecimiento y desarrollo. Pero además la leche materna posee propiedades inmunitarias, esto es sustancias que mejoran las defensas naturales del niño contra ciertas infecciones: es bien sabido que un niño amamantado difícilmente enferma, y si llega a enfermar tiene una rápida recuperación. La lactancia favorece además a la madre, logrando una pronta recuperación de su figura; refuerza el vínculo afectivo entre madre e hijo. Es, al mismo tiempo, la alimentación más económica, práctica y segura.

A partir de esta edad y en forma gradual comienzan a incluirse diferentes alimentos. Las verduras en purés de texturas blandas, frutas frescas ralladas o pisadas, cereales como arroz, carnes rojas magras y pollo sin piel y aceite de maíz.. Las cantidades que se brindan a un bebe deben ser pequeñas, llegando a un volumen de 1 taza cercano al año.

Al cumplir su primer año el niño debe comer de todo y es nuestra preocupación aportar todos los nutrientes necesarios para su correcto crecimiento y desarrollo. Se sugiere además que comparta la mesa familiar. Se le brindarán 4 comidas diarias: desayuno, almuerzo, merienda y cena.

 

La alimentación de un niño, debe ser completa y suficiente, y debe estar rodeada de mucho amor.

Déjanos aquí tu comentario

Deja un comentario

Artículos relacionados

0