El hierro es un metal muy importante en la nutrición del ser humano, ya que se encarga de mantener los niveles de una fracción de los glóbulos rojos llamada hemoglobina. Debe estar presente en el cuerpo en cantidades adecuadas.

El hierro es un metal muy importante en la nutrición del ser humano, ya que se encarga de mantener los niveles de una fracción de los glóbulos rojos llamada hemoglobina. Esta hemoglobina es la sustancia encargada de llevar el oxigeno a todo el cuerpo humano además de regresar al pulmón el bióxido de carbono que se produce en las células.

¿Cómo adquiere el hierro el ser humano?

Definitivamente el hierro se adquiere por fuentes externas, es decir que está contenido en los alimentos que consume el niño. Al inicio de la vida el hierro que contiene la leche de la mamá, aunque es poco (1mg/l) es suficiente para mantener los niveles de hemoglobina durante los primeros seis meses de vida. Esto se explica por el hecho que el hierro contenido en la leche del seno materno esta mejor preparado para absorberse en el intestino. Por otro lado, la leche de vaca que contiene la misma cantidad de hierro que tiene la leche materna es insuficiente para mantener los niveles de hemoglobina a cualquier edad, por lo que si su niño consume leche de vaca como único alimento esta en grave riesgo de padecer de hemoglobina baja.

Existen en el mercado nacional leches industrializadas para niños, todas ellas derivadas de la leche de vaca, a las que se adiciona de suficiente cantidad de hierro para evitar deficiencias de este elemento en los niños que las consumen. Sin embargo existe un grupo de la población que no tiene los recursos necesarios para adquirir este tipo de leches y que les ofrecen a sus hijos leche de vaca entera, a este grupo deberá adicionarse si el niño es mayor de cuatro meses de edad otros alimentos que contienen hierro.

Recuerde: durante los primeros cuatro meses el hierro contenido en la leche de la mamá es suficiente, por lo tanto, es indispensable alimentar al niño durante este periodo con leche materna.

¿Que le pasa a mi niño cuando la hemoglobina baja?

Es importante reconocer que cuando baja la hemoglobina se produce anemia. La anemia es una enfermedad que afecta a más del 30 por ciento de los niños menores de cinco años en México en otras poblaciones alcanza hasta 70 por ciento. Hay que recordar que la anemia (hemoglobina baja) disminuye en forma importante el transporte de oxígeno en el cuerpo del ser humano, en el niño esto es importante porque además de presentar síntomas como cansancio, falta de atención, somnolencia, falta de apetito, puede producir alteraciones que si no se identifican a tiempo alteran su crecimiento, esto es no crecen en forma adecuada. Sin embargo, la alteración más preocupante es que el aprendizaje es menor en los niños que la padecen. Es así como en un estudio muy bien hecho los investigadores pudieron demostrar que los niños anémicos tienen diferencias significativas en lo que se refiere a la adquisición de habilidades motoras de lenguaje y de aprendizaje cuando los compararon con niños que no padecían anemia. Lo más importante de este estudio es que a pesar de que a los niños se le corrigió su anemia, cuando cumplieron cinco años de edad persistían diferencias en habilidades con aquellos que nunca la habían padecido. Esta es la razón por la cual es importante vigilar al niño en su alimentación durante los primeros cuatro años de la vida, de una buena alimentación dependerá, en especial con el hierro, su capacidad de adquirir conocimientos en los años futuros.

¿Cómo prevengo a mi hijo de que padezca anemia?

Habíamos mencionado que la alimentación con el seno materno previene de anemia al niño durante los primeros seis meses de vida. Deberá después de esta edad ofrecerle alimentos ricos en hierro como son viseras, carnes rojas y verduras verdes; y posteriormente (nueve meses) huevo. Por otro lado, la adición de cítricos con comidas ricas en hierro favorecerán la absorción de este metal. Cuando la mamá no puede dar alimentación al seno materno deberán usarse fórmulas lácteas enriquecidas con hierro y no dar leche entera de vaca por lo menos los primeros dos años de la vida. Si esto no es posible adicionar los alimentos antes señalados o consulte a su médico para que le indique el tipo de suplemento de hierro que deberá usar durante el tiempo que consuma leche de vaca.

Datos Clínicos de Anemia:

Palidez

Cansancio

Se queda dormido fácilmente

Fatiga con el ejercicio

Falta de atención en la escuela

Falta de apetito

Detención en su crecimiento