Cuidados para una colita sana

Cambiar el pañal con frecuencia es la mejor alternativa para evitar irritaciones en la delicada piel de la colita del bebé.

Sin embargo, no es necesario que en cada uno de los cambios se realice una limpieza con agua y jabón, ya que muchas veces eso supondría un baño completo, además dependiendo del producto utilizado, este podría retirar el manto graso que protege su colita haciendo que se presenten sarpullidos.

Una buena opción para mantener limpio y cómodo al bebé es el uso de pañitos húmedos, diseñados precisamente para este fin. “No poseen alcohol, ni sodorizantes o perfumes, que algunas veces pueden generar alergias, así que por lo general son bien tolerados por los pequeños”, asegura el pediatra Hernán Robles.

Son cómodos, seguros, fáciles de usar y de transportar, si necesita realizar el cambio de pañal fuera de casa.

0
WhatsApp chat