El paso de la lactancia materna al biberón: el destete

Los expertos en pediatría coinciden en afirmar que la lactancia materna siempre es la mejor opción para los bebes. Los beneficios que ofrece la lactancia materna son muchos, para que te hagas una idea:

>La leche materna contiene todos los componentes en las cantidades necesarias para la salud del bebé.

>Contiene los elementos oportunos para proteger al bebé de enfermedades e infecciones. Según estudios realizados está comprobado que los bebés que se alimentan por lactancia materna padecen menos dolencias de oído, diarreas e infecciones respiratorias y de orina.

>Una de las ventajas que es fundamental para el bebé es que gracias a la succión del pecho éste refuerza su musculatura de la boca y contribuye al desarrollo de la mandíbula.

>El vínculo que se crea entre la madre y el bebé es especial. Al practicar la lactancia materna el cuerpo libera hormonas y el sentimiento materno aumenta. Es una forma de relajarte. Hay que disfrutar del momento.

>La lactancia materna también beneficia a las mamás. Previene del cáncer de mama y reduce el riesgo de posibles infecciones posparto.

Por regla general, todas las mamás pueden dar de mamar a sus recién nacidos pero puede suceder que en ciertas ocasiones y por diversos motivos (tanto personales, de salud o por propias preferencias) algunas madres no se sientan del todo cómodas practicándolo. Sin embargo, en estos casos, existen infinitas alternativas para que tu bebé se alimente de la forma más sana y natural.

Un caso similar es el destete. Éste es uno de los momentos más importantes para la corta vida del bebe y debe hacerse de forma progresiva para que el pequeño se vaya acostumbrando al cambio del pecho materno al biberón. Uno de los mejores consejos es elegir la mejor de las alternativas (igualmente ocurre si decides alimentarle desde el principio con biberón) que actualmente te ofrecen los productos para recién nacidos.

0