Juegos educativos para bebés

18 Dic, 2019 4:01 pm

Actividades que pueden parecer simples y entretenidas para los bebés son capaces de mejorar su aprendizaje y desarrollo. Aquí es donde los padres tienen en sus manos el poder estimular el desarrollo de los pequeños con juegos educativos completamente sencillos que no solo convertirán el tiempo con ellos en un espacio para la diversión sino que también para promover su crecimiento y desarrollo.

Poner en práctica los juegos educativos es tan simple como involucrarse con el bebé de manera positiva y de forma cotidiana. Estas actividades permiten la creación de conexiones cerebrales las cuales son capaces de conducir el desarrollo del lenguaje, de las habilidades para resolver problemas y poder incrementar su coeficiente intelectual emocional. La clave es divertirse con los pequeños mientras estos aprenden a ver, escuchar, oler, sentir y saborear todo lo que se encuentra a su alrededor. Acá te explicaremos algunos juegos educativos para bebés que son fáciles y divertidos de realizar y que pueden aplicarse en cualquier instante del día, incluso mientras meriendan.

 

Conoce los cuidados que deben tener las madres después del parto.

 

Nuevas experiencias:

En las primeras semanas disfrutar del recién nacido consiste principalmente en dormir, amamantar y calmar al bebé. Pero con el pasar de los meses los bebés se vuelven cada vez más despiertos y se comienzan a interesar por el mundo que los rodea. En esta etapa de exploración, cuyo inicio puede variar dependiendo del bebé, los pequeños necesitan una variedad de experiencias, siendo este el ingrediente clave del juego. Te contamos unas ideas divertidas para que comiences a jugar con tu pequeño.

 

1. Agitar, sacudir y rodar:

Algo tan simple como llenar botellas de agua vacías con cosas interesantes como: frijoles, cascabeles, botones o arroz, le permitirá al niño poder divertirse mientras persigue la botella que rueda por el piso. Es importante asegurarse que las tapas se encuentren bien aseguradas con cinta adhesiva para que el pequeño no pueda masticar lo que se encuentra dentro de la botella.

 

2. Actividades al aire libre:

Es importante que la agenda se encuentre organizada con actividades al aire libre. No solo será una actividad buena para la madre sino también para el bebé. La madre al salir de casa podrá dejar de pensar en todo el trabajo que tiene por hacer y pensar en su bebé. Mientras que el pequeño puede salir de su coche, sentarse en la grama y jugar con una hoja de árbol mientras siente todo a su alrededor. Es importante que el cuidador le nombre cosas al pequeño para que este comience a captar palabras y conectarlas con objetos.

 

3. Pee-ka-boo:

El cuidador solamente deberá cubrir su cara con las manos, luego soltarlas con entusiasmo mientras dice Pee-ka-boo, esto puede entretener al bebé hasta sus primeros dos años. Por su parte a los bebés les fascina sorprenderse, por lo que el cuidador puede esconderse y luego aparecer con una cara graciosa o un sombrero.

 

Actividades al aire libre

 

4. Exploración:

Una vez que el bebé ya pueda sentarse de manera cómoda en su silla, el cuidador puede colocarle materiales de juegos y comestibles en su bandeja, que no deba comer pero que si pueda meter en su boca para explorar e interactuar. Por ejemplo, se puede colocar unas gotas de pudín espeso o gelatina para que pueda deslizarla con su mano por la bandeja, es una excelente opción para aprender y jugar, y evidentemente ensuciarlo todo.

 

5. Fiesta de baile:

Los bebés no solo necesitan canciones de cuna o música clásica, es importante agitar el menú musical y organizar una pequeña fiesta de baile. Es importante que el pequeño conozca diferentes ritmos, jergas y sabores musicales que estimulen diferentes partes de su cerebro, lo que también le permitirá desarrollar el lenguaje y habilidades sociales. Los cuidadores también se pueden ayudar con un sonajero o cualquier instrumento que tengan a la mano.

También es importante tomar en cuenta estos consejos para que la diversión sea aún más significativa para el bebé:

 

  • 1. Mostrar que se está impresionado: Es necesario celebrar junto al bebé las cosas que logra como alzar un juguete, sostenerlos o lanzarlo. Naturalmente sienten los elogios y para su desarrollo es importante la animación social.
  • 2. Interactuar mientras juega: Ya sea sacudiendo un sonajero o conversando con el pequeño sobre su día, dándole tiempo al pequeño para responder o imitar. Todo esto ayudará a reforzar la sensación de asociación.
  • 3. No olvidarse del descanso: Aunque es importante incentivar el juego en los bebés, es importante no abrumarlos y atender las señales de que ya han tenido suficiente, las cuales pueden ser: Llanto, rechazar los juguetes, alzar los brazos o mirar a otro lado.

 

Te explicamos qué hacer si tu bebé sufre de pañalitis.

 

Cada día tu bebé descubre cosas nuevas. Gracias a las crecientes habilidades motrices y de observación los bebés comienzan a estirar los brazos, agarrar cosas, llevárselas a su boca, en este entonces es momento de compartir con una gran variedad de juegos donde pueda distinguir formas, tamaños y texturas.

Déjanos aquí tu comentario

Deja un comentario

Artículos relacionados

0