Probablemente no sepas que estás embarazada hasta que reconozcas un atraso en el período menstrual. Pero si no eres regular en tu ciclo o no llevas una agenda de cuándo esperas tu próximo período es probable que te sea difícil darte cuenta hasta pasadas algunas semanas. Pero muchas mujeres sienten otros y diferentes señales que indican la probabilidad de la existencia del embarazo. Estos son:

  1. Retraso de la menstruación. Cuando eres una mujer que mantiene un ciclo menstrual regular, ante un atraso es probable que estés embarazada. Pero aquellas que no son regulares, es probable que se den cuenta de que están embarazadas por la aparición de otros síntomas como la hinchazón de los pechos, mayor ganas de orinar o náuseas.
  2. Antipatía a ciertos alimentos. Los olores fuertes o aromas diferentes te pueden provocar náuseas. El café que tomabas en el trabajo o el sándwich de jamón que comías en el almuerzo ya no son de tu agrado. Tu comida favorita te puede generar repulsión y no entiendes cuál es la causa. Esto se explica como un efecto colateral provocado por el aumento rápido y masivo de los estrógenos en tu organismo.
  3. Náuseas. Sin importar la hora del día, las náuseas y vómitos típicos del embarazo aparecen alrededor del primer mes de concepción, aunque algunas mujeres tienen este síntoma un poco antes. Es otro síntoma que aparece en el primer trimestre y luego desaparece.
  4. Temperatura basal elevada. Si controlas tu temperatura basal con regularidad podrás notar que la misma se eleva. Si lo hace por 18 días seguidos es probable que estés embarazada.
  5. Cansancio. La fatiga aparece al comienzo del embarazo pero todavía no se conocen las razones ni el por qué. Una de las razones vuelve a señalar a las hormonas como las causantes del cansancio: el aumento de progesterona. Si bien este síntoma desaparece en el segundo trimestre, reaparece en el último ya que estás cargando con más peso y comienzan a aparecer incomodidades por las noches que impedirán dormir plácidamente.
  6. Cambios de humor. Las hormonas son unas sustancias que se encargan de controlar muchas cosas del cuerpo, entre ellas, el humor. Los cambios en las cantidades de estas mismas afectan el nivel de neurotransmisores. Cada persona reacciona de diferente manera, algunas de las futuras mamás sienten emociones exageradas: de las buenas y de las malas.
  7. Ganas de orinar con mayor frecuencia. El embarazo aumenta la cantidad de sangre y otros líquidos que circulan por el cuerpo. Por consiguiente, los riñones comienzan a trabajar en mayor grado ya que deben procesar líquido adicional lo que genera la presencia de más fluidos acumulados en la vejiga. El síntoma puede agravarse a medida de que tu bebé vaya creciendo y desarrollándose ya que al aumentar su tamaño comienza a ganarle espacio, entre otras cosas, a tu vejiga.
  8. Sensibilidad e hinchazón en los senos. Más hormonas provocan este síntoma. Igualmente, tu cuerpo se acostumbrará a estos cambios hormonales y este síntoma desaparecerá en el primer trimestre.
  9. Hinchazón abdominal. Las hormonas nuevamente pueden hacerte sentir hinchada. La ropa te queda ajustada aunque sea el comienzo del embarazo y el útero se encuentre muy pequeño.
  10. Resultado positivo de la prueba de embarazo. Las pruebas tienden a detectar los embarazos luego de una semana del retraso menstrual. Espera hasta ese momento para hacértelo o repite la prueba si te lo has realizado antes de esa fecha y el resultado es negativo.

Si estás buscando el embarazo, deberás tener presente que el bebé comienza a desarrollarse antes de que lo sepas. Por eso es importante que tengas un mayor cuidado por tu salud. Si sospechas que estás embarazada también cuídate, es preferible prevenir y hacer de ti un hogar más reconfortarle para tu bebé.

¡Muchas felicidades para esta nueva etapa que comienzas!