10 puntos a tener en cuenta si eres madre primeriza

18 Sep, 2019 3:06 pm

El nacimiento del primer bebé es el que se espera con más expectativas, pero también con mucho miedo. Las madres primerizas se enfrentan al cambio más grande de su vida que es traer una vida al mundo, y con esto también llegan millones de dudas sobre qué hacer y cómo hacerlo. Ante esto las madres luchan por tomar las mejores decisiones y se agobian con recomendaciones por parte de los pediatras, familiares y amigos que, muchas veces se contradicen.

 

Sin embargo, es importante entender que, así como el ser humano no nace aprendido para caminar, tampoco nace aprendido para ser padre, y esto es algo que deberán ir aprendiendo, porque no solo ha nacido un bebé, ha nacido una nueva madre. Sin embargo, es indispensable contar con información básica y necesaria para que la madre primeriza se sienta más tranquila y preparada en medio de esta nueva etapa. A continuación, te compartimos algunos consejos, no te lo pierdas.

 

  1. Los primeros meses un bebé usa de 4 a 6 pañales al día

 

El bebé por primera vez está utilizando su sistema digestivo para alimentarse, antes su fuente de alimentación era el cordón umbilical y los nutrientes que la madre adquiría. Por ello el cambio de pañal se hace más recurrente.

 

No obstante, a medida que vayan creciendo, igual lo hará su sistema digestivo, y se irán disminuyendo el número de pañales que ensucien en un día. Es importante tener en cuenta que los bebés que son alimentados con fórmulas artificiales suelen ensuciar menos pañales al día, por ser una leche más espesa.

 

  1. No todo lo que venden es necesario

 

Cuando llega el momento de realizar las compras para recibir al tan esperado nuevo miembro de la familia, los padres pueden encontrarse en el mercado cientos de productos y sentir que si no tienen alguno el niño no será atendido como debe. Sin embargo, más de la mitad de los productos que venden son innecesarios y solo cuentan con muy buena publicidad.

 

tener en cuenta si eres madre primeriza

 

En líneas generales, el bebé al nacer solo necesita unos brazos donde reposar, el pecho de su madre, un espacio donde dormir, ropa, pañales y elementos de limpieza. El resto son solo accesorios y la mayoría son prescindibles.

 

  1. La leche materna puede no bajar enseguida

 

La vida real no es como las películas. Cuando nazca el bebé la madre no estará inmediatamente alimentando al bebé con litros de leche. El proceso de producción puede tardarse algunas horas, incluso días, todo dependerá de cada persona. Ante esto, la madre debe ser paciente y entender que las primeras horas solo podría producir una sustancia amarilla y espesa, llamada calostro, mientras termina de subir la leche. Así mismo, es necesario tener en cuenta que mientras más succione el bebé, mayor será la producción de leche materna.

 

  1. Es necesario que el bebé duerma con ruidos

 

Las madres primerizas muchas veces van a desear que su bebé duerma plácidamente y desearán que no haya ningún tipo de ruido en la casa que perturbe al pequeño. Sin embargo, es necesario que el bebé aprenda a adaptarse al ambiente y aprenda a descansar con el desarrollo normal de las actividades en el hogar. Esto los ayudará a aprender a diferenciar el día de la noche y a dormir más plácidamente en las noches.

Además, así mismo se evitará que el pequeño se sobresalte si mientras duerme escucha algún sonido.

 

  1. Duerme mientras el bebé lo hace

 

Es indispensable para las madres dormir mientras el bebé lo hace. Los bebés pueden despertarse hasta tres veces o más en la noche por lo que los primeros meses la mamá no volverá a dormir de forma corrida, para apalear el cansancio es necesario que la madre descanse en el día mientras lo hace el bebé.

 

  1. No hay que bañarlo diariamente

 

Bañar al bebé dos o tres veces por semana es más que suficiente. Los primeros meses la piel del bebé puede ser muy delicada por lo que no se aconseja bañarlo diariamente y mucho menos con jabón. Aunque es necesario que cada vez que el bebé ensucie un pañal se limpie con detalle la piel del bebé para evitar erupciones.

 

  1. Pedir ayuda no te convierte en mala madre

 

Las madres deben apoyarse de mujeres que las entiendan, las aconsejen y que ya hayan pasado por el proceso de ser mamá. Si una madre primeriza llega a sentirse agobiada no debe dudar en pedir ayuda. Así mismo se aconseja que la madre delegue la tarea del hogar los primeros meses mientras se va adaptando a su nueva realidad.

 

  1. Desarrollarás nuevas habilidades

 

En ocasiones las madres podrán ver como sus allegadas que ya han pasado por el proceso de ser mamás les fue “excelente” y “siempre sabían que hacer”, y esto las hace sentir que no están preparadas para ser mamás o que no entienden porqué se les hace tan difícil.

La realidad es que ninguna madre nace aprendida y las habilidades se irán desarrollando y mejorando con el pasar del tiempo. En este aspecto, de nuevo el consejo es la paciencia.

 

  1. Entenderás a tus padres

 

Las madres primerizas comenzarán a comprender muchas cosas de la relación con sus padres. Valorarán mucho más los esfuerzos que hicieron por ellas y entenderán el porqué de muchas cosas.

 

  • Resistirás, te adaptarás y, sobre todo: lo lograrás

 

El cansancio podrá ser abrumador los primeros meses, pero las madres siempre buscan la forma de resistir al cansancio y de adaptarse a cada etapa de su bebé. En medio del cansancio siempre deberá prevalecer el amor, la paciencia y la comprensión y, sobre todo, la madre siempre debe entender que a pesar de lo difícil que pueda ser, lo está logrando y lo logrará.

 

Estos puntos demuestran que ser mamá cambia la vida por completo, la misma estará llena de nuevos objetivos y sentimientos, experiencias y aprendizajes y sobre todo amor. Cada día será un aprendizaje para la madre y una alegría al notar y sentir como crece y se desarrolla su bebé.

Déjanos aquí tu comentario

Deja un comentario

Artículos relacionados

0