Que no le falten proteínas a tu bebe

Macro y micronutrimentos
Macro: Aportan energía o calorías y cumplen funciones específicas como ayudar a la formación del cerebro además de dar energía.
• Grasas: Hasta los 4 o 5 meses tu bebé requiere que entre el 50-55% del aporte energético sea de origen lipídico, después de esa edad se reduce al 40%. La leche materna y la de formula contienen entre 48 y 58 por ciento de grasa.
Un niño lactante tiene déficit de lipasa pancreática y sales biliares, pero la lipasa que se encuentra en la saliva, intestino y la que contiene la propia leche, permite que pueda digerir la grasa de forma adecuada.
Respecto al perfil lipídico, la leche materna contiene menor cantidad de ácidos grasos saturados y mayor de insaturados que la leche de vaca, sobre todo de ácido oleico (entre el 35-40% del total). Además, proporciona ácidos grasos esenciales: araquidónico, docosahexanoico y dihomogammalinolénico, que no pueden ser sintetizados por el recién nacido; éstos intervienen en la maduración del sistema nervioso y la retina.
Algunas fórmulas de continuación intentan adecuar el perfil lipídico para que sea igual al de la leche materna.
• Carbohidratos: En los cuatro primeros meses de vida el aporte de carbohidratos debe representar entre un 32-48% de la ingesta, aumentando poco a poco hasta llegar al 55-60%.
La leche materna aporta alrededor de un 38% de energía en forma de carbohidratos (mayoritariamente lactosa), frente al 27% que contiene la leche de vaca. Un lactante tiene déficit de amilasa al nacer y como consecuencia está limitado para digerir almidones. Es por ello, que las formulas infantiles no deben contener almidón y necesitan incorporar la lactosa como carbohidrato principal, emulando así la leche materna.
También pueden contener otros azúcares como glucosa y dextromaltosa, que se digieren en el intestino.
Micro: Vitaminas y minerales. No aportan energía o calorías y se requieren en mínimas cantidades.
• Proteínas: A diferencia de la leche de vaca, la humana se caracteriza por un predominio de las proteínas del suero (60-70 %) sobre la caseína (40-30%). Esta última en el caso de la leche humana forma un coágulo más blando y digerible, lo que se relaciona con que el vaciamiento gástrico de vaca sea aproximadamente 4 hs., mientras que la humana en 1 hora y media
• Caseina: Constituye el 40 % de las proteínas totales pero puede llegar hasta tan sólo el 20%. Desde el punto de vista nutricional no sólo cumple funciones como proteína, sino que forma parte del factor bífidus o probiótico y fortalece el sistema inmune
NUTRIENTE g%
Prot. Totales 0.90
Caseína 0.27
Prot. Suero 0.63
Lactosa 7.20
Grasa 3.0-4.0
Cenizas 0.20
Las proteínas son indispensables para:
• Nuestro ADN ya que forman parte de su estructura
• Formar los músculos, tejidos, enzimas, hormonas
• Son parte de nuestros sistema inmune
• Fundamentales para el crecimiento y reparación de tejidos
• Sirven para mantener y reparar el cuerpo
Durante los primeros meses de vida los niños requieren 2.5g de proteína por cada Kg que pese, estas necesidades disminuyen de los 9 a 12 meses a 1.5g/Kg y a los 6 años a 1g/Kg.

¿Con qué cubrir estas necesidades?
Ejemplo: bebé de 1 años dos meses que pesa 9kg, requiere 1.6kg de proteína al día por kg de peso, es decir, 9 X 1.6 = 14.4g de proteína el día.
• Desayuno: Ocho onzas de leche con fruta y cereal de avena
• Colación: Fruta, rollitos de jamón
• Comida: Crema de espinaca, pollo en tiritas
• Colación: Jugo de verduras verdes
• Cena: Ocho onzas de leche, ½ sándwich de frijoles
Proteínas en el suero y la caseína
Para lograr una calidad proteica semejante a la leche humana, existen leches de fórmula que no sólo disminuyen el contenido de proteínas proveniente de la leche de vaca, sino que reemplazan parte de la caseína (que es la proteína predominante) por proteína del suero rica en lactoalbúmina y albúmina bovina, obteniendo así una relación caseína/ suero de 40/60, más semejante a la de la leche de mamá. Pero no olvides siempre consulta previamente a tu pediatra para que te oriente con la que sea más adecuada para tu bebe.
Las seroproteínas de la fórmula contienen beta-lacto globulina y en menor concentración seroalbúmina e inmunoglobulina G. La fracción sérica de la leche materna contiene alfa lactoalbúmina, lactoferrina, lisozimas e inmunoglobulinas. Utilizando fórmulas con predominio de la caseína la concentración plasmática de aminoácidos ramificados es mayor.
Las ventajas de tener una leche de fórmula con una relación de suero del 40% y 60% de caseína son:
1. Menor concentración de beta-lactoglobulina= menor riesgo de alergias
2. Proteína de mejor calidad= crecimiento saludable y patrones similares a los niños alimentados con leche humana

0
WhatsApp chat