A la hora de hablar de la Prevención de Accidentes no podemos dejar de lado las medidas de seguridad en los artículos de bebés.

Cunas, corrales, cochecitos, andadores y todo tipo de artículos deben estar cuidadosamente seleccionados y en buenas condiciones, antes de ser utilizados por el bebé.

Baby-silla

Debe tener una base amplia y sólida para proporcionar estabilidad.

Debe tener una correa entre las piernas y por la cintura.

La hebilla y la correa se deben ser fáciles de abrochar y desabrochar.

Nunca debe usarse una baby-silla como asiento de automóvil.

Cambiador

Las recomendaciones para el cambiador son:

Es conveniente que tenga cajones o estantes en los cuales se puedan guardar pañales y otros artículos necesarios para que sean accesibles y no haya que dejar al bebé solo para ir a buscarlos.

Es bueno que tengan pequeñas manijas o agarraderas en los costados para que sostengan al bebé y no se caiga rodando. De todos modos, nunca se puede dejar al bebé solo sobre el cambiador, ni siquiera por unos segundos

Chupete

En el chupete del bebé:

No deben haber cintas, piolines, cuerdas o hilados colgados del chupete mientras el bebé duerme.

El escudo de plástico debe ser suficientemente grande y firme como para no entrar en la boca del niño.

La tetina no debe tener agujeros que pueden soltarse en la boca del bebe.

Cochecito

El cochecito del bebé:

Debe tener cinturón de seguridad y correa entre las piernas, ambos seguramente ligados al armazón.

Debe tener hebilla del cinturón fácil de usar.

Los frenos deben retener con seguridad a las ruedas.

El respaldo del cesto de compras debe ser bajo y esta situado por detrás, directamente sobre o delante de las ruedas traseras para mayor estabilidad.

Corral

Respecto al corral:

La malla no puede estar rasgada ni tener agujeros o hilos sueltos.

La cubierta de la barandilla no puede tener agujeros ni esta rasgada.

Si en lugar de malla tiene tablillas de madera, su separación no puede ser mayor al diámetro de la cabeza del bebé.

Si es un corral plegable debe tener una tranca para que no se cierre con el bebé adentro.

Cuna

Debe tener un fondo sólido y una base amplia para dar estabilidad.

Debe tener superficies lisas y no tener ganchos, clavos o tornillos que le puedan hacer daño al bebé.

Si la cuna es plegable, sus pies deben tener cerrojos efectivos y fuertes para evitar que se doble mientras estén en uso.

El colchón debe ser firme y del tamaño justo para que no se le pueda trancar un piecito o la cabeza en el espacio que quede entre el colchón y la pared de la cuna.

La cabecera y el pie de la cama no pueden tener recortes o figuras que pueden atrapar la cabeza del bebé.

Las barandas deben tener una separación menor al diámetro de la cabeza del bebé para que no intente sacarla por allí y quede atrapado.

Juguetes de la cuna

No deben tener piolines con aberturas o lazos con los que se pueda atar.

No deben tener componentes tan pequeños como para presentar el riesgo que el bebé se ahogue si los lleva a la boca.

Mochila Porta Bebé

Deben tener correa de seguridad para atar al niño.

Las aberturas de las piernas deben ser suficientemente pequeñas para no permitir que el niño se deslize y suficientemente grandes para evitar rozamientos que provoquen irritaciones a la piel.

El armazón al doblarse no puede tener lugares donde se puedan producir pinchazos.

Sillita de comer

Deben tener correas entre las piernas y por la cintura para sujetar al niño. La mesa se cierra con seguridad.

La hebilla en la correa de la cintura debe ser fácil de usar.

La silla alta debe tener una base amplia y estable.

Si esta es una silla alta plegadiza, debe tener un dispositivo de cerrojo efectivo para evitar que la silla se pliegue.