A continuación vamos a detallar una serie de ventajas que tiene la lactancia para las mamás.

Reducción de peso:

Dar el pecho ayuda a las madres a bajar de peso más fácilmente ya que se consumen calorías al producir la leche. De hecho, una de las razones por las cuales la mujer sube de peso durante el embarazo es para poder producir leche para su bebé.

Vuelta del cuerpo a la normalidad:

Más allá de la reducción de peso, al amamantar se produce una hormona en el cuerpo de la mujer que causa la reducción de su matriz para que vuelva a su lugar y tamaño originales de forma más rápida.

Bienestar psicológico:

Otra hormona funciona como un tranquilizante natural, llenando a la madre de un sentimiento de calma y bienestar cuando amamanta.

Alimentar adecuadamente a su hijo:

Dar el pecho es la forma más conveniente de alimentar al bebé.

Ahorro de tiempo:

Al dar el pecho la madre se ahorra tiempo y energía que se ocuparía preparando, lavando y esterilizando mamaderas.

Disponibilidad en cualquier momento y lugar:

Con un poco de práctica y paciencia, muchas madres aprenden a amamantar con discreción y pueden dar el pecho en casi cualquier lugar.

Economía:

El dar el pecho es la forma más económica de alimentar al bebe. La leche materna es gratuita y el bebe estará más sano. Al estar más sano, se reducen los gastos médicos y se previenen enfermedades futuras.